jueves, 1 de noviembre de 2012

El Reloj de Moho

Imaginemos el tiempo como algo insondable, infinito. La edad de las piedras, la del viento, la de los mares. Eso es lo que mide el reloj de moho. El transcurrir de los tiempos, medido en lapsos, en épocas, en eras. Una hora equivale una generación, o dos, o la presencia de una especie sobre la tierra, desde su génesis a su extinción, según el lento discurrir del moho. Quien sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario